Nobody said it was easy.

lunes, 25 de julio de 2016

Buenas (¿seguro?) decisiones

A veces soltar es la mejor opción para liberar y liberarnos. Soltar para que el otro pueda encontrar la felicidad en otro abrazo, aunque en ese soltar soltemos también un poquito de nosotros. Soltar, abandonar el egoísmo, seguir caminando, perderte un poco y retomar de nuevo el camino. Todo sigue, todo sana, todo enseña. Cada amor nos destruye y nos construye un poco, nos deja y nos quita, nos constituye, nos forma.

Hoy te suelto a vos, jamás a estos 389 días. Hoy pongo fin a esta relación, jamás al amor que te tengo.

miércoles, 13 de julio de 2016

Estabas.

La otra noche te soñé... en un sueño hermoso, donde no estabas triste ni débil. Donde estabas feliz, radiante, enérgico como siempre, como antes... Y yo también era feliz, y todos, porque estábamos juntos, porque estábamos bien, porque estabas.

Hoy, 6 meses después de tu despedida que no existió para mi, vuelvo a tener 9 años, vuelvo a jugar con vos, volvés a dejarme encerrada en aquella terraza. Pero esta vez ya no me enojo, y cuando me abrís salgo corriendo a abrazarte y te digo que te quiero y te extraño... y que quiero volver a extrañarte, pero no desde esta distancia eterna, infinita, desesperante, sino desde la distancia de océano, aviones y llamadas telefónicas.

Pronto nos volveremos a ver.


miércoles, 3 de diciembre de 2014

Creo

Y a veces creo que uno no se enamora igual dos veces en la vida. Ni tan hondo, ni tan lindo, ni tan fuerte. No sufrimos igual dos veces, ni sentimos igual, ni nos entregamos igual. Es así, cuando menos lo esperás el amor llega y te fusila. Y ya nunca más volvemos a ser los mismos.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Romper sueños

Y quizás esté enferma de tanto extrañarlo, de tanto hablarle en mi mente, de tanto verlo desde lejos, de tanto romper sueños. Y quizás esté enferma de tanto recordarlo, de tanto amarlo en silencio, de tanto intento fallido de olvido.

Quizás, quizás... Quizás esté enferma siempre.